martes, 21 de diciembre de 2010

La Masonería y los próceres de la Historia Oficial

“La República (es decir, la Democracia) está dentro de la masonería. Sobre toda la superficie de la tierra la masonería ha tendido una mano fraternal a todos los pueblos. Esta señal es conocida por todos los pueblos. La República hará lo que hace la masonería”. [1]

“El fin de la masonería es el mismo de la Comuna (denominación utilizada en el siglo XIX para referirse al Comunismo. Precisamente la subversión marxista acaecida en París en 1871 había tomado ese nombre), a saber: la regeneración social”. [2]

“Jura que no tienes otra patria que la historia universal. Para ti la nación, la religión y la familia han desaparecido en la inmensidad de la obra masónica. La masonería es un Estado dentro del Estado, con medios y funcionamiento independientes y desconocidos para él. Está por encima de él con unidad, cosmopolitismo y universalidad, y mientras existan ejércitos permanentes, que son  instrumentos de opresión, principio de parasitismo y obstáculo para la fraternidad, estará contra él”. [3]

NOTAS

[1] Isaac Cremiéux, Gran Maestre de la masonería francesa, París, 1848. Véase Nicolás Serra y Causa, “La Masonería al derecho y al revés”, p.137, Madrid, 1907

[2] Palabras pronunciadas por el H tres puntos Le Francais, miembro del gobierno comunista en respuesta a la salutación de la secta en los días de la insurrección, cuyo representante el H tres puntos Tirifocque manifestara: “La Comuna es la más grande revolución que el mundo ha contemplado. Ella es el nuevo templo de Salomón que los masones tienen el deber de defender”. Cfr. Journal Officel, París, 1871.

[3] Del programa masónico entregado al Gran Maestre, grado 33, H tres puntos José Garibaldi, reproducido por el H tres puntos Pablo Rosen en su obra “El enemigo social”, p.254.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada